Beneficios del cacao natural

Aunque el chocolate es el producto más conocido hecho con cacao, consumir éste en otras de sus formas puede resultar más benéfico para tu salud y belleza.
No por nada se le conoce como el alimento de los dioses, ya que los aztecas y mayas le rendían tributo por sus grandes propiedades nutricionales y por supuesto su sabor.

El cacao fue el oro más preciado del imperio maya debido a todas sus buenas propiedades. Se obtiene de las semillas que se hallan en las vainas del árbol de cacao; vainas que nacen de una flor parecida a una orquídea salvaje que sale del tronco. Tanto los mayas como posteriormente los aztecas cultivaban el cacao en la época precolombina. Sus semillas eran utilizadas como moneda y la bebida que preparaban con él estaba reservada a las clases altas.

Hoy se considera sin duda un gran superalimento por todos los beneficiosos que aporta a la salud. Por eso, aunque es el ingrediente clave de uno de los placeres gastronómicos más aclamados de la historia el chocolate, hay que diferenciar muy bien estos dos alimentos.

El cacao tiene una mayor concentración de antioxidantes que cualquier alimento en el planeta. Esos antioxidantes son polifenoles, catequinas y epicatecinas. Por eso tiene muchos más antioxidantes que vino tinto, arándanos, granadas y bayas juntos. En el presente artículo se dará a conocer todo lo relacionad a CACAO. ¡Ya Preparados!

Un poco de Historia sobre el origen del Cacao

El cacao ya era cultivado por los mayas hace más de 2500 años. De hecho para encontrar el significado de la palabra cacao hemos de recurrir a la lengua maya:

Cac que en lengua maya quiere decir rojo (en referencia al color de la cáscara del fruto) cau que expresa las ideas de fuerza y fuego. Los aztecas aprendieron de los mayas el cultivo y el uso del cacao. Llamaban “cacahuat” al cacao y “xocolatl” la bebida aromática que se obtenía de sus frutos. Por aquel entonces el “xocolatl” era apreciado como reconstituyente que daba fuerza y despertaba el apetito sexual. Las semillas de cacao también se utilizaban como monedas de cambio, costumbre que perduró mucho después de la colonización de los españoles. De hecho Hernán Cortés pagaba a sus soldados con cacao.

Sin embargo durante toda la edad moderna el cacao pasó bastante desapercibido, a pesar de que ya en el siglo XVI empezabas a ser conocida la bebida hecha a base de cacao (el chocolate). Restringida sólo a la élite aristocrática, poco a poco adquiere prestigio como estimulante y se extiende por toda Europa.

Resumen: Durante mucho tiempo el cacao se le reconocen propiedades afrodisíacas.

¿Qué es el cacao?

El cacao es una fruta de origen tropical que proviene del árbol del cacao, cuyo nombre científico es Theobroma cacao que en griego significa “alimento de los dioses”.

Árbol del cacao y variedades

El árbol de cacao tiene las siguientes características: Tiene una altura de 4 a 8 mt. Sus frutos son bayas alargadas, que contienen de 30 a 40 semillas de color marrón rojizo por fuera, cubiertas de una pulpa blanca dulce y comestible. Su hábitat natural son los bosques húmedos tropicales de clima cálido.
Tarda entre 5/6 años en dar sus primeros frutos y 6 meses en madurar.
El nivel de producción del cacao depende de las condiciones ambientales de la zona donde se cultiva. Necesita la temperatura y la humedad específicas para poder cultivarse y a menudo requiere de otros árboles frondosos o de “sombra” que lo protejan del sol. Son los llamados árboles “madre de cacao”.

Recolección y transformación

La cosecha se inicia cuando la mazorca está madura. Aunque la recolección del cacao se lleva a cabo durante todo el año, en algunas zonas se concentra en unos meses, como África occidental donde la cosecha principal tiene lugar entre septiembre y febrero.

Tan pronto como las mazorcas maduran, los llamados “tumbadores” cortan el pedúnculo de la mazorca con una hoz o con un cuchillo especial fijado sobre una pértiga. Las semillas se extraen y se colocan sobre una base de hojas de plátano. Así se inicia el proceso de fermentación, que dura entre 3 y 7 días.
Durante la fermentación se desprende calor mientras la pulpa se desintegra. El aumento de la temperatura produce importantes modificaciones en la semilla o haba del cacao:

  • Pasa de color violeta a marrón claro.
  • Disminuye el sabor amargo original.
  • Nacen los sabores precursores del chocolate. En el secado se extienden las semillas al sol durante 7-10 días; se concentra su aroma y se oscurecen.

Composición Nutricional; del Cacao

Los principales componentes de la semilla del cacao son las grasas (24 por ciento) y los hidratos de carbono (45 por ciento). Las grasas proceden de la manteca de cacao, que contiene gran cantidad de ácido esteárico, un ácido graso saturado que, a diferencia de otros, no aumenta el nivel de colesterol en la sangre. Gracias al carácter hidrofílico de los carbohidratos, este alimento constituye también una fuente de obtención rápida de energía, al ser fácilmente atacado por las enzimas hidrolíticas.

  • Ácidos grasos: Son fuente de energía y ayudan a regular la temperatura corporal, a envolver y proteger órganos vitales como el corazón y los riñones, y a transportar las vitaminas liposolubles (A, D, E, K) facilitando así su absorción. La grasa resulta imprescindible para la formación de determinadas hormonas y suministra ácidos grasos esenciales que el organismo no puede sintetizar y que ha de obtener necesariamente de la alimentación diaria.
  • El chocolate contiene además teobromina: una sustancia que ejerce una acción tónica sobre el organismo, activa la diuresis y estimula la circulación sanguínea, este alimento aporta vitamina A y B y minerales como el calcio, fósforo, hierro, magnesio, cobre y potasio.
    Además, si al chocolate se le añade leche, el aporte de calcio se incrementa notablemente. Asimismo, el ácido fólico y la tiamina (B1) que contiene el cacao como materia prima, son nutrientes indispensables para la regulación del metabolismo, por otra parte, los polifenoles contenidos en el cacao evitan la oxidación del colesterol y se les ha asociado como compuestos esenciales para prevenir trastornos cardiovasculares y para estimular las defensas del organismo.
  • El valor nutritivo y energético de este alimento es muy alto: El cacao proporciona 293 calorías por cada 100 gramos y el chocolate, según su composición, aporta entre 450 y 600 calorías.

Resumen: El chocolate es un alimento. Además de deleitarnos con su sabor, nos aporta gran cantidad de nutrientes, sustancias antioxidantes y aminas que mejoran nuestro ánimo.

Beneficios de comer cacao, ¡el placer antioxidante!

  • Uno de los alimentos más ricos en antioxidantes

Los polifenoles, concretamente los flavanoles, son los compuestos que confieren al cacao sus propiedades antioxidantes, de hecho es el alimento más rico en estas sustancias. De esta forma, los compuestos fenólicos del cacao reducen el riesgo de sufrir enfermedades asociadas con el envejecimiento y el estrés oxidativo, como por ejemplo, algunas enfermedades cardiovasculares y degenerativas.

  • Efectos cardiosaludables

Son varios los estudios que afirman que un consumo moderado de cacao o chocolate negro pueden ayudar a reducir el colesterol malo y aumentar el bueno, además de favorecer una ligera reducción de la presión arterial o mejorar la vasodilatación arterial. Además, reduce el riesgo de un accidente cerebral o cardiovascular por su efecto antiinflamatorio.

  • Protege nuestras arterias

También son muchas las investigaciones científicas que se han fijado en la relación entre el consumo de cacao y chocolate negro y la arteriosclerosis o la formación de trombos, pues los flavanoles tienen efectos vasodilatadores y antitrombóticos, por lo cual pueden tener un papel protector frente a estos graves problemas de salud. La oxidación se potencia con una dieta pobre en vitaminas, un ejercicio físico muy intenso, el humo del tabaco, la contaminación y la acción de los rayos del sol. Los americanos concluyen que una taza de cacao soluble es la bebida que aporta mayor concentración de antioxidantes al organismo, dos veces más que el vino tinto y cinco veces más que el té.

  • Cuida la memoria

Aunque son pocos los estudios hasta el momento en este campo, parece que algunos muestran una ligera relación entre el consumo de flavanoles del cacao y la mejora de la pérdida de memoria relacionada con la edad, puestos compuestos también mejoran la vascularización cerebral.

  • Podría influir en la pérdida de peso

Por su contenido en fibra, tiene un efecto saciante al retrasarse el vaciamiento gástrico. Además, algunas investigaciones han apuntado a que los polifenoles reducen el peso corporal y la grasa abdominal, aunque se necesitan más estudios para afirmar esta teoría.

  • Contiene una importante dosis de magnesio

El magnesio interviene en numerosas e importantes funciones en el cuerpo, por ejemplo, en la formación de huesos y en el mantenimiento muscular, entre muchas otras. Algunas personas necesitan unas dosis de magnesio mayor, es el caso de los deportistas, las personas con enfermedades cardíacas o diabetes y los ancianos, además, algunos medicamentos pueden aumentar las necesidades de magnesio, esto vale en el caso de los laxantes, los diuréticos o los anticonceptivos orales.

El déficit de magnesio puede provocar calambres musculares, falta de concentración o nerviosismo. Por esta razón, el cacao puede ser una buena fuente para ayudar a cubrir estas necesidades.

El cacao es una gran fuente de minerales como el fósforo, conocido como el alimento del cerebro, así como vitaminas esenciales para el organismo. Pero no hay que olvidar que la concentración de todos estos nutrientes aumenta cuanto más puro es el cacao. Es aconsejable comer chocolate puro, pues tiene menos aditivos y añadidos, reduciendo de esta manera la ingesta de grasas derivadas de la manteca de cacao que se añade a muchos de los chocolates que comemos.

Resumen: Debes consumirlo con moderación y mejor si es puro, ya que aprovecharás todas las propiedades del cacao y te ahorrarás las calorías de los ingredientes adheridos a los chocolates con leche.

Cómo me ayuda el cacao a ganar masa muscular?

Antes de explicarte por qué el cacao te ayuda a ganar masa muscular necesito explicarte dos conceptos:

La Miostatina

Es una molécula que limita la cantidad de masa muscular que puede ganar nuestro cuerpo de forma natural. Cuanto mayor sea la cantidad de esta sustancia en tu cuerpo más dificultades tendrás para ganar musculo de forma natural.

La folistatina

Por otro lado, es la sustancia contraria. Normalmente cuando una aumenta la otra disminuye y esta lo que hace es facilitar la generación de nueva masa muscular.
Pues bien, el cacao, tiene un alto contenido de epicatequina y esta sustancia ha demostrado ser capaz de revertir las cantidades de estas sustancias anteriores aumentando la folistatina y disminuyendo la Miostatina, es decir, facilitando la ganancia de musculo.

Todo esto se consiguió consumiendo únicamente dos tomas de 50 gramos diarios de cacao. También podríamos alcanzar esta cantidad con otros alimentos que contengan cacao, pero hay que tener en cuenta que muchas veces este está mezclado con ingredientes poco saludables como el azúcar.

Por ejemplo

Si quisiéramos alcanzar esta cantidad de epicatequina comiendo chocolate negro 85% debería de hacer dos tomas de 60 gramos, lo cual no es mucho en cantidad, pero hablamos de 700 kcal que si es mucho para añadir cada día a nuestra dieta.

Manteca de cacao que nos ofrece

Pero el cacao no sólo ha servido para elaborar el denominado “alimento de los dioses”, la industria cosmética también le ha sacado provecho y lo ha convertido en el ingrediente estrella en la fabricación de muchos jabones, aceites y cremas. Un ejemplo de esto es la tradicional manteca de cacao, un producto maravilloso y hasta milagroso para la salud de nuestra piel, que se obtiene a partir de la grasa de este grano.
La manteca de cacao es una grasa vegetal, que ayuda a mantener la humedad en el cuerpo, permitiendo que la piel tenga mayor elasticidad, es un ingrediente que contiene antioxidantes (los cuales protegen nuestra piel).
Su alto contenido en vitamina E, permite combatir los radicales libres y evita el envejecimiento de nuestra piel. Además, esta vitamina aumenta la producción de colágeno por lo que logra mitigar las detestables estrías.