Leche de almendras beneficios

¿Qué es la leche de almendras? La leche de almendras es la leche vegetal más conocida por ser rica en nutrientes saludables, por tener un alto porcentaje de fibra y por tener más beneficios importantes para nuestra salud.

La leche de almendras es un producto novedoso, pero su aparición en muchas recetas ha hecho de este tipo de leche una palabra de moda en los círculos de la salud. Lo que sí sabemos es que la leche de almendras no contiene lactosa, soja ni lácteos, por lo que es una excelente alternativa para los veganos, cualquier persona alérgica a la soja y lácteos, y los intolerantes a la lactosa.

En los últimos tiempos, por diferentes motivos, mucha gente se ha volcado a la búsqueda de reemplazos de la leche de vaca. Muchos son los beneficios de la leche de almendras pero también hay que conocer sus contraindicaciones y verificar en el rótulo que no tenga sustancias cancerígenas para que la elección sea afortunada.

Es considerada una bebida astringente y, por su elevado aporte en potasio, es ideal para casos diarreicos, vómitos, tratamientos con diuréticos en los cuales existe pérdida de potasio. No contiene gluten, por lo cual es apta para los celíacos. 

Es útil para ser consumida por enfermos cardíacos, debido al bajo aporte de sodio.

El artículo de hoy es de gran importancia presentado una alternativa nutricional soluble. ¡No dejes de leerlo!

¿Qué podemos recordar de las almendras?

Las Almendras son uno de los frutos secos de mayor consumo, son el fruto de un del que existen dos grandes grupos de variedades que son la almendra de cascara blanda y la almendra de cascara dura.

El almendro (árbol productor de la almendra) es, probablemente, originario de las zonas cálidas de Asia desde donde fue introducido en el Cuenca Mediterránea por los fenicios y desde allí expandido por los romanos. 

Actualmente se cultiva en todo el mundo, aunque son los países ribereños del Mediterráneo y Norte de América los mayores productores.

 Nombre científico Prunus dúlcis o Amygdalus dulcis. La almendra es una especie que requiere de climas secos y templados para su cultivo.

Variedades de almendros

Dado el carácter casi general de autoincompatibilidad de las flores de esta especie y que la mayor parte de las plantas han sido muchas veces multiplicadas por semillas y sin injertar, existen numerosísimas variedades de almendras.

  • Almendra de semillas amargas. la productividad y rusticidad de estas variedades son muy elevadas. Sus frutos, amargos, se emplean en industria y los precios que alcanzan son bajos.
  • Almendra de semillas dulces. De cáscara dura, semidura o blanda.
  • Las que consume el ser humano son las dulces, ya que las amargas resultan tóxicas para nuestro organismo.

Resumen: La almendra es el fruto del almendro. Pueden ser dulces o amargas, su sabor varía desde el suave lechoso hasta el amargo seco.

Valor nutricional de las Almendras; ¿Que nos aporta?

La almendra dulce presenta un alto contenido en grasas sobre todo mono insaturadas fuente de proteínas vegetales, y en menor medida, aporta hidratos de carbono. Su valor calórico es bastante elevado debido a su alto aporte de grasas y a la escasa cantidad de agua que presentan. El contenido en fibra de la almendra destaca sobre el resto de los frutos secos.

Entre los minerales es fuente de calcio, hierro, zinc, potasio, magnesio y fósforo. Una ración de 25 g de almendras sin cáscara aporta el 18% de las ingestas diarias recomendadas de fósforo para la población.

 En cuanto a las vitaminas, la almendra es fuente de vitamina E, riboflavina, tiamina, niacina y folatos. Una ración de 25 g de almendras sin cáscara aporta el 42% de las ingestas diarias recomendadas de vitamina E para la población.

Este fruto seco es ampliamente usado tostado, esta incluidos en una gran variedad de postres, en los chocolates o incluso pueden usarse en preparaciones como los guisos y las ensaladas.

Las almendras resultan un alimento muy valioso a la hora de aportan energía dado su alto contenido de grasas. El 52% de su contenido son grasas de alta calidad similares a las que nos aporta el aceite de oliva, esto las lleva a estar presentes en productos alimenticios diseñados para de portistas y personas con altos requerimientos calóricos. Constituyen además un alimento que contribuye a prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares por el tipo de grasas que contiene, en las que predomina el omega 6 sobre el omega 3.

Esta composición tiene también un efecto protector frente a varias condiciones que se asocian con la presencia de radicales libres incluyendo incluso al proceso de envejecimiento.

La leche de almendra

Durante muchos años la leche ha sido parte de nuestra vida por la cantidad de nutrientes que nos brinda, pero a muchas personas no les hace tanto bien, ya que no procesan bien los nutrientes que aporta la leche de vaca, ya que padecen intolerancia a la lactosa u otra serie de alergias. Por ello queremos mostrar alternativas saludables a la tradicional leche.

La leche de almendras La leche de almendras es la leche vegetal más conocida por ser rica en nutrientes saludables, por tener un alto porcentaje de fibra y por tener más beneficios importantes para nuestra salud es otra alternativa que cada vez nos encontramos con más facilidad en grandes superficies.

Esta variedad se obtiene de las almendras y nos aporta altas cantidades de proteínas y de potasio. Estas características hacen de este tipo de leche una buena recomendación para las personas que practicamos deporte.

Resumen: Es uno de los mejores alimentos para perder peso y, además, es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales como el potasio y el calcio. Su delicioso sabor la ha convertido en la actualidad en un sustituto ideal de la leche de vaca.

Propiedades de la leche de Almendra.

La bebida de almendra es un alimento líquido de color blanquecino que se obtiene a través de mezclar almendras trituradas en agua, como todas las bebidas vegetales, se parece a la leche de vaca, pero se le llama leche solamente por su aspecto, ya que su composición nutricional y sus características organolépticas son totalmente diferentes a las de la leche de vaca.

Su sabor es particularmente dulce y es un alimento muy consumido por la población vegetariana y vegana.Gracias a su composición química, es un alimento con un elevado valor nutricional que aporta al organismo diversos beneficios, ayudando a mejorar la salud.

En realidad, es muy difícil dar una información exacta sobre las calorías que aporta y sobre su composición nutricional, ya que estos parámetros dependen mucho del tipo de almendra que se utilice en su preparación y existen bastantes variedades de este delicioso fruto seco.

Generalmente, las calorías que aportan 100 gramos de bebida de almendras pueden variar entre 25 y 50 kcal. Estas calorías derivan esencialmente de los azúcares (hidratos de carbono de absorción rápida), mientras que su aporte proteico raramente llega al 1%.

El aporte lipídico es más relevante, ya que se trata de un alimento hecho a base de frutos secos. Pero como ya sabrás, no hay que demonizar estas grasas, ya que se tratan de lípidos de alto valor nutricional, es decir, ácidos grasos mono insaturados.

Destaca su cantidad de ácido oleico, equivalente a la que se encuentra en el aceite de oliva y otros ácidos grasos polinsaturados, por otro lado, tratándose de un producto vegetal, no contiene colesterol malo.

La leche de almendra posee un alto valor nutricional también por la presencia de micronutrientes, es decir, vitaminas y sales minerales. Las vitaminas con más presencia son la vitamina B6 y la E, mientras que las vitaminas B1, B2 y B3 están presentes también, pero en menor nivel. Las sales minerales que aporta la bebida de almendras son calcio, magnesio, potasio, fósforo y, en menor medida, también sodio, hierro y zinc. Por no hablar de que aporta una buena cantidad de fibra.

Estos son algunos beneficios que puede obtener de la leche de almendras

A pesar de que las almendras no transfieren algunos de sus nutrientes, la leche de almendras contiene cantidades significativas de vitaminas y nutrientes. Estos son algunos beneficios que puede obtener de la leche de almendras:

No eleva los niveles de azúcar en la sangre.

La leche de almendras caseras y sin endulzar no contiene altas cantidades de glucosa, lo que puede ayudar a prevenir la resistencia a la insulina.

Baja en carbohidratos.

Esto es beneficioso para las personas con diabetes o sobrepeso, ya que puede ayudar a mantener los niveles de glucosa en la sangre. La leche de vaca contiene altas cantidades de lactosa, que se convierte en glucosa.

No contiene lactosa.

La leche de vaca contiene lactosa, que podría causar problemas digestivos para las personas que son intolerantes a la lactosa. Esto significa que no pueden digerir los nutrientes que contiene la leche sin pasteurizar, los cuales les provocan problemas como distención y diarrea. Tomar leche de almendras le proporciona vitaminas esenciales sin comprometer su comodidad y salud digestiva. También puede ser una buena opción para veganos y vegetarianos.

Reduce el riesgo de enfermedades cardiacas.

La leche de almendras contiene cantidades elevadas de ácidos grasos saludables que pueden ayudar a prevenir la hipertensión arterial y promover la salud del corazón.

Bajo en calorías.

La leche de almendras es popular entre las personas que hacen dieta. : “Realmente ha tenido un gran atractivo para los observadores de calorías, ya que muchas variedades tienen solo 30-60 calorías por taza”. Un estudio publicado en 2003 en el International Journal of Obesity and Metabolic Disorders sugirió que combinar almendras con un bajo contenido calórico La dieta rica en grasas mono insaturadas condujo a una mayor pérdida de peso que una dieta baja en calorías con muchos carbohidratos complejos.

Riboflavina.

Parte de la riboflavina en almendras se convierte en leche de almendras. La riboflavina también se conoce como vitamina B2 y ayuda a producir glóbulos rojos y liberar energía de los carbohidratos que consume, según los Institutos Nacionales de la Salud.

En 2011, un estudio publicado en Nutrición y cáncer sugirió que la leche de almendras podría ser útil para suprimir las células cancerosas de la próstata. El estudio comparó el crecimiento de células de cáncer de próstata y mama en muestras que digerían leche orgánica de vaca, soja y almendra.

A diferencia de la leche de vaca, que “estimulaba” el crecimiento de las células del cáncer de próstata, la leche de almendra suprimió el crecimiento de las células del cáncer de próstata en más del 30 por ciento. No afectó a las células del cáncer de mama, aunque la leche de soya estimuló su crecimiento.

¿Quién no debe tomar leche de almendras?

Niños

A medida que la leche de almendras aumenta en popularidad, cada vez más padres se la están dando a sus bebés. Los estudios han demostrado que esto puede ser bastante peligroso.

En un estudio realizado en 2014 en la revista francesa Archives of Pediatrics, los bebés a los que se les administró leche de origen vegetal entre los 4 y los 14 meses mostraron signos de desnutrición proteico-calórica, edema, hipoalbuminemia (niveles bajos de albúmina, una proteína importante), hierro anemia por deficiencia, baja tasa de crecimiento, deficiencias de vitamina D y otros problemas.

Alérgicos a la nuez de árbol

Es posible que la leche de almendras no contenga muchas almendras, pero es suficiente para desencadenar graves ataques de alergia para las personas con alergias a las almendras. 

Una alergia a la almendra se suele agrupar con una alergia a la nuez de árbol (incluidos los anacardos, las nueces, las nueces de Brasil y otros), y suele ser grave.

Según el Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología , las alergias a la nuez de árbol están entre las alergias con mayor probabilidad de causar anafilaxis, una reacción alérgica grave. 

Los síntomas de una alergia a la almendra incluyen dolor abdominal, diarrea, dificultad para tragar, congestión nasal o secreción nasal, náuseas, dificultad para respirar y picazón.

Es fácil hacer leche de almendras, sin mencionar que es más barato

Receta

  1. Remoje las almendras hasta por dos noches. Colóquelas en un recipiente y cubra con una pulgada de agua. Se hincharán a medida que absorben el agua. 
  2. Déjelas reposar sobre la barra de su cocina cubiertas con un paño durante la noche, o refrigere hasta por dos días.Tenga en cuenta que entre más tiempo permanezcan remojándose más cremosa será la leche.
  3. Escurra el agua de las almendras y enjuáguelas bien con agua fría del grifo. Las almendras deben sentirse esponjosas al pellizcarlas. Deseche el agua en la que se sumergieron.
  4. Coloque las almendras en la licuadora y cubra con 2 tazas de agua.Encienda la licuadora alguna veces para moler las almendras. 
  5. Triture la mezcla hasta que el agua esté opaca y las almendras tengan la misma consistencia que una harina fina.
  6. Cuele la harina de almendra con una gasa y extraiga el líquido. 
  7. Exprima y presione la gasa/harina para separar la mayor cantidad de leche de almendra que sea posible. 
  8. Agregue la miel al gusto. Refrigere su leche de almendras. Esto puede durar hasta dos días.