Colesterol bueno y malo ¿Que debemos conocer?

Nuestro organismo sintetiza su propio colesterol, un porcentaje extra es obtenido de la dieta ¿qué es el colesterol? el colesterol es una sustancia similar a la grasa e indispensable para la vida.Se encuentra en las membranas celulares de nuestros organismos, desde el sistema nervioso al hígado y al corazón. El cuerpo necesita colesterol para fabricar hormonas, ácidos biliares, vitamina D, y otras sustancias.

Sin embargo, el aumento del colesterol en la sangre y su depósito en las arterias puede ser peligroso y producir ateroesclerosis (estrechamiento o endurecimiento de las arterias por depósito de colesterol en sus paredes).

La ingesta excesiva de colesterol y las mutaciones genéticas en el LDL promueven el incremento de colesterol sérico por encima de los niveles recomendables, lo que favorece la génesis de la ateroesclerosis, la cual, es el principal factor riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. 

¿Y de qué forma controlamos su producción? Estilos de vida saludables, tratamientos dietéticos y farmacológicos logran reducir las concentraciones de colesterol plasmático, lo que disminuye la probabilidad de sufrir un evento coronario.

En este artículo se revisarán el papel biológico del colesterol, su relación con las enfermedades cardiovasculares, además analizaremos aspectos dietéticos y farmacológicos que ayudan a contrarrestar estos padecimientos. ¡No dejes de revisar este artículo evitaras complicaciones cardiovasculares!

¿Cómo definimos al colesterol?

El colesterol es una molécula indispensable para la vida, desempeña funciones estructurales y metabólicas que son vitales para el ser humano.

Se encuentra anclado estratégicamente en las membranas de cada célula donde modula la fluidez, permeabilidad y en consecuencia su función.

Este tipo de macronutriente se obtiene en mayor cantidad por síntesis hepática sin embargo puede ser adquirida de manera exógena, es decir, puede ser consumidos gracias a determinados alimentos.

Resumen: Lo necesitamos para vivir porque cumple algunas funciones esenciales en nuestro organismo forma parte de la membrana que recubre las células y que regula las sustancias que entran y las que salen.

¿Dónde se produce el colesterol?

La mayor parte del colesterol que tenemos en el cuerpo no procede de la dieta sino de su síntesis endógena. El metabolismo humano, como el de todos los animales sintetiza, colesterol una persona normal (no obesa ni diabética) sintetiza diariamente entre 9 y 13 mg por kg de masa corporal. Así una persona de 70 kg sintetiza entre 630 y 900 mg de colesterol diariamente. Esta síntesis se hace en varios órganos y tejidos, pero el principal es el hígado que da cuenta del 50-75%% de la producción.

Le sigue la corteza adrenal y las glándulas sexuales el intestino las células plasmáticas y los pulmones otros órganos y tejidos como la piel, riñones, cerebro, músculo y adiposo.

Resumen:La síntesis se obtiene en mayor cantidad por síntesis hepática sin embargo puede ser adquirida de manera exógena, es decir, puede ser consumidos gracias a determinados alimentos.

¿Cómo se clasifica el colesterol?

Cuando consumimos los alimentos estos se descomponen se descomponen en sus nutrientes esenciales (proteínas grasas y carbohidratos) entre el estómago y el intestino.

En este último son absorbidos y pasan a circular por nuestro cuerpo forma de parte de la circulación y llegan al hígado, y allí se unen a otras sustancias (Proteínas Transportadoras) que se encargan de otorgarles una función. Es en el hígado donde triglicéridos, proteínas y colesterol se unen para formar las lipoproteínas de alta o de baja intensidad que distribuirán el colesterol a donde hace falta o recogerán los excedentes para devolverlos al hígado.

¿Y que son las lipoproteínas o proteínas transportadoras?

Se conocen como lipoproteínas a un conjunto de elementos macromoleculares, que se encuentran constituidos tanto por lípidos como por proteínas, las cuales son las responsables del traslado de grandes cantidades de colesterol a través de todo el organismo. Las lipoproteínas se caracterizan por ser hidrosolubles y tener forma esférica. La función principal que cumplen las lipoproteínas, es el transporte de grasa mediante el torrente sanguíneo hacia los diferentes tejidos del organismo, así como también lo hace en sentido opuesto, es decir de los tejidos hacia el hígado. Cabe destacar que los lípidos no pueden circular por el torrente sanguíneo solo debido a su característica hidrófoba, por tal razón es necesario que estas moléculas se fusionen con las proteínas en sangre.

¿Cómo se clasifican las lipoproteínas?

Las lipoproteínas se pueden clasificar en orden de mayor a menor por su tamaño y son las siguientes;

*En primer lugar se ubican los quilomicrones.
*Seguidamente están las VLDL.
*En tercer lugar se encuentran las LDL (Colesterol malo)
*Y por último las HDL (Colesterol bueno)

¿Porque se habla de Colesterol bueno y colesterol malo?

El colesterol se divide en dos tipos: las lipoproteínas de densidad alta (HDL, o colesterol bueno) y el colesterol de baja densidad (LDL, o colesterol malo). Ambos se encuentran en la sangre y pueden provocar diversos problemas en el cuerpo cuando se superan los niveles adecuados.

Colesterol bueno (HDL) o de alta densidad

Se le llama así porque se cree que ayuda a reducir el nivel de colesterol en la sangre.

El colesterol de alta densidad lo produce de forma natural el propio organismo y remueve el colesterol de las paredes de las arterias y lo devuelve al hígado. Lo ideal es tener un nivel de HDL superiores a 60 mg/dL.

El colesterol bueno aumenta con una dieta rica en fibra y baja en grasa, y con la práctica regular de ejercicio físico.

Cómo puedo elevar mi nivel de colesterol bueno (HDL)?

Si su nivel de HDL es demasiado bajo, los cambios en el estilo de vida pueden ayudar. Estos cambios también pueden ayudar a prevenir otras enfermedades y le harán sentir mejor en general:

Coma una dieta saludable

Para elevar su nivel de HDL, necesita comer grasas buenas en lugar de grasas malas. Esto significa limitar las grasas saturadas, que incluyen la leche entera y el queso, las carnes con alto contenido de grasa como las salchichas y el tocino, y las comidas preparadas con mantequilla, manteca de cerdo y aceite vegetal hidrogenado. También debe evitar las grasas trans, que pueden estar en algunas margarinas, alimentos fritos y alimentos procesados como productos horneados. En cambio, coma grasas insaturadas, que se encuentran en el aguacate, aceites vegetales como el aceite de oliva y nueces. Limite los carbohidratos, especialmente el azúcar. El aceite de oliva virgen extra cobra mayor importancia, ya que es la base de la dieta mediterránea y, por tanto, tiene más impacto.

Otros alimentos beneficiosos para la salud son los ricos en ácidos Omega 3, como la sardina, la anchoa, el atún, la trucha. También intente comer más alimentos naturalmente ricos en fibra, como avena y frijoles.

Mantenga un peso saludable

Puede aumentar su nivel de colesterol HDL al perder peso, especialmente si tiene mucha grasa alrededor de la cintura.

Haga ejercicio

Hacer ejercicio en forma regular puede elevar su nivel de colesterol bueno (HDL), así como reducir su colesterol malo (LDL). Debe intentar hacer ejercicio durante 30 minutos la mayoría de los días, si puede ejercitarse todos los días, todavía mejor.

Evite los cigarrillos

Fumar y la exposición pasiva al cigarrillo (o tabaco) pueden reducir su nivel de colesterol HDL, si es fumador, solicite ayuda a su proveedor de atención médica para encontrar la mejor manera de dejarlo. También debe tratar de evitar la exposición al humo

Limite el alcohol

El alcohol moderado puede disminuir su nivel de colesterol HDL, aunque se necesitan más estudios para confirmarlo. Lo que sí sabemos es que un exceso de alcohol puede hacer que aumente de peso, lo que reduce el nivel de HDL.

Resumen: Elevar el colesterol HDL (que arrastra al “malo”) y bajar el LDL es la receta ideal para cualquier persona que quiera evitar que se formen placas de colesterol en las arterias y que eso ponga en riesgo la salud cardiovascular.

El colesterol malo (LDL) o lipoproteína de baja densidad

Se acumula en las paredes de las arterias, formando una placa que dificulta la circulación de la sangre que llega al corazón. Por eso si se tiene demasiado alto el colesterol LDL aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Este tipo de colesterol conviene mantenerlo a niveles bajos: lo ideal es que esté por debajo de los 100 mg/dL y un nivel superior a 160 mg/dL se considera demasiado alto. Su nivel aumenta cuando se consumen en exceso grasas de origen animal, embutidos y quesos grasos. Dentro del colesterol LDL existen unas sustancias llamadas ésteres que pueden quedarse adheridas a la pared de la arterial y que son los causantes directos de la ateroesclerosis, un exceso de colesterol.

Resumen: El problema que con lleva el exceso de colesterol es que puede producir ateroesclerosis, es decir, el estrechamiento o endurecimiento de las arterias y esto a su vez enfermedades coronarias.

El colesterol es necesario en el organismo ¿Por qué cuál es su lado positivo?

El colesterol es necesario en el organismo y a continuación te contamos por qué:

Forma parte de la membrana de cada una de las células del organismo permitiendo o no el paso de sustancias y participando en procesos fisiológicos relacionados con ella. Es el componente básico de las sales biliares que tienen como función principal ayudar a la digestión de las grasas, sin ellas se produce un síndrome de malabsorción. Es precursor de hormonas importantes como las corticosteroideas: cortisol y aldosterona que entre otras cosas regulan el contenido de agua y de sales en el organismo.

Es precursor de hormonas sexuales como progesterona, testosterona y estrógenos que permiten el desarrollo de los caracteres sexuales y la fertilidad. Es parte de la vitamina D el colesterol es el precursor metabólico de la hormona Dihidroxicalciferol o Vitamina D activa, que participa, con otras (Calcitonina y Paratohormona) en la regulación del tráfico de calcio, principalmente entre los huesos, el intestino, el riñón, y la sangre.

Resumen: Por supuesto, acompañar una buena dieta con adecuado descanso y ejercicio físico será de gran ayuda para cuidar los niveles de colesterol en el organismo y evitar las consecuencias de su exceso mientras disfrutamos de su cara positiva en nuestro cuerpo.

Exámenes de colesterol

Los exámenes de sangre para medir el colesterol se realizan para determinar los niveles y grado de complicación de los lípidos ayudar al médico o proveedor de atención médica a entender mejor su riesgo de enfermedades cardíacas, apoplejías y otros problemas provocados por arterias bloqueadas o estrechadas. Los valores ideales para todos los resultados sobre su colesterol dependen de si presenta enfermedades del corazón, diabetes u otros factores de riesgo. Algunos tipos de colesterol se consideran buenos mientras que otros se consideran malos. Se pueden realizar distintas pruebas de sangre para medir cada tipo de colesterol.

También puede realizarse un perfil de lípidos (o riesgo coronario), el cual incluye:

*Colesterol total
*Lipoproteína de baja densidad (colesterol LDL)
*Lipoproteína de alta densidad (colesterol HDL)

Línea de Fondo

El colesterol es una sustancia suave y cerosa que está presente en todo el cuerpo, su cuerpo necesita un poco de colesterol para funcionar correctamente. El colesterol asociado a las lipoproteínas de baja densidad se le denomina LDL-colesterol, y se le conoce como “colesterol malo”, ya que es la principal lipoproteína que lleva el colesterol del hígado al resto del organismo.

 Al colesterol asociado a la lipoproteína HDL se le denomina HDL-colesterol, y se le conoce como “colesterol bueno” ya que su principal función es recoger el colesterol de los tejidos, y llevarlo al hígado. Se encuentra normalmente en nuestro organismo formando parte de las membranas celulares, lipoproteínas y hormonas esteroideas (entre ellas se encuentran las hormonas sexuales: progesterona, testosterona y estrógenos). 

El colesterol constituyente de la bilis que es secretada por la vesícula biliar y que cumple una importante función en la digestión de las grasas y además el colesterol es un precursor de la vitamina D. El principal trastorno que provoca el colesterol en el organismo cuando se encuentra en exceso lo constituye la producción de depósitos de grasas en arterias vitales que al bloquear el paso de la sangre causa lo que se conoce como aterosclerosis. Además puede provocar accidente cerebrovascular y enfermedad vascular periférica.